lunes, 8 de junio de 2009

TRAGEDIA EN SAN PEDRO.

Por Francis Anìbal.

SAN PEDRO DE MACORIS REPUBLICA DOMINICANA. Una abogada de esta ciudad murió en la mañana de este domingo, de manos de su esposo, quien luego recibió un disparo muriendo varias horas después, cuando era sometido a una operación de emergencia en el hospital Antonio Musa.

Se trata de la doctora Luz María Acosta Eusebio, de 42 años, quien, se cree, recibiò los disparos de manos de su esposo Luis Rodrìguez Almonte, de 64 años, quien luego fue encontrado con un disparo, y falleció minutos después.

En la mañana de este domingo se solicitaba sangre del tipo A positivo para salvar la vida de Rodrìguez Almonte, quien finalmente muriò. Un joven de nombre Jean Carlos, tambièn resultò herido en el incidente y fue llevado al hospital Antonio Musa.
El cadàver de la abogada descansaba en la mañana de este domingo en la morgue del referido hospital, donde era examinado por la mèdico legista y luego fue bajado el de su esposo.

Se informò que la jurista habìa llegado recientemente de Estados Unidos y este domingo se produjo la tragedia.
Acosta se desempeñò por mucho tiempo como consultora jurìdica del Banco de Reservas en esta ciudad, mientras que Rodrìguez operaba un negocio de venta de vehìculos, al lado del Comando Regional Sureste de esta ciudad y de la Cafeterìa de Cabrera.
Los informes indican que entre la pareja constantemente discutian por diferentes motivos.

Este domingo, la tragedia se hizo presente y el empresario Luis Rodrìguez la habrìa esperado en la residencia, con una escopeta calibre 22, para luego cometer el hecho, disparàndole dos veces en el tòrax. El empresario posteriormente fue encontrado con un disparo y se investiga si fue un suicidio.
La policìa de esta ciudad realizaba este domingo las correspondientes investigaciones a fin de establecer còmo sucedieron los hechos y las motivaciones que pudo tener el empresario oriundo de una comunidad rural de Hato Mayor.

La pareja se habìa separado recientemente y la profesional se habìa ido a residir en Nueva York.

Este domingo regresò, encontrando la muerte de manos del hombre con quien habìa procreado dos hijos y a quien habrìa encontrado enfurecido por los celos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada